Todo es Silencio

Todo es Silencio

  • Dirección:

    José Luis Cuerda

  • País:

    España

  • Año:

    2011

  • Formato:

    Súper 35 Mm - Color / Dolby Digital

  • Duración:

    119 minutos

  • Localizaciones:

    Estudios Ciudad De La Luz (Alicante - España) y Galicia

  • Productor:

    Gerardo Herrero, Carlos Rodríguez, José Velasco, Javier López Blanco

  • Dirección de Producción:

    Josean Gómez

  • Co-productores:

    Carlos Rodriguez, José Velasco, Javier López- Blanco

  • Productor Ejecutivo:

    Antonio Saura, Mariela Besuievsky, Elisa Saldaña

  • Empresas Productoras:

    Tornasol Films, S.A. (España), Castafiore Films (España), Foresta Films (España), Zebra Producciones (España), Milú Films. Con la participación de Televisión Española, Canal +, Televisión de Galicia, Agadic, Xunta de Galicia, ONO. Con el patrocinio de Estudios Ciudad de la luz, Generalitat Valenciana. Con la colaboración de ICAA ICO.

  • Guión:

    Manuel Rivas

  • Montaje:

    Nacho Ruiz Capillas

  • Director de Fotografía:

    Hans Burmann

  • Dirección Artística:

    Félix Murcia

  • Dirección de Sonido:

    Eduardo Esquide, Diego S. Staub

  • Música:

    Sergio Moure de Oteyza

Reparto:

Quim Gutiérrez, Celia Freijeiro, Miguel Ángel Silvestre, Juan Diego

Resumen:

Noitía, en la costa atlántica, en Galicia, a finales de los años sesenta. Fins y Brinco son dos adolescentes con una relación de amistosa rivalidad en medio de la cual se encuentra Leda, algo mayor que ellos, que no tarda mucho en mostrar su preferencia por Fins, al que arrastra a la búsqueda de los tesoros que los naufragios arrojan a las playas, al tiempo que su relación pasa de la amistad a la intimidad del primer amor. La relación de Fins y Leda se interrumpe bruscamente cuando él se ve obligado a marcharse del pueblo, tras la muerte de los padres de ambos en un accidente mientras pescan con dinamita. Es la primera vez que Malpica, el padre de Fins, ensaya tal modalidad prohibida.

Cuando vuelve, veinte años después, Fins, policía ahora, ve que todo ha cambiado en Noitía: las tradicionales redes contrabandistas se han reconvertido al narcotráfico, aunque siempre bajo el oscuro control de Mariscal, el amante ante los ojos de todos de la madre de Brinco, que oficia ahora de lugarteniente del mismo, y que ha tenido un hijo con Leda. La vigilancia a que somete Fins a la pareja va más allá de la investigación policial encomendada: los viejos afectos, las lealtades, el cumplimiento del deber se entremezclan y están presentes en todas las actitudes de los personajes.

Volver